Entrevista a Dani Garralón, ilustrador

Con motivo de la publicación del último número de nuestra revista, rescatamos la entrevista que Victoria deLaney, alumna en prácticas del Dickinson College, hizo a Dani Garralón, gran ilustrador y artífice de algunas de las primeras portadas de Mitad Doble y Juglar.

garbancitoBN

Ilustración de Dani Garralón para Mitad Doble 16, “Cuentos clásicos”

Victoria: ¿Desde cuándo haces ilustraciones?
Daniel: Pues dicen que desde antes de empezar hablar. (Ríe). Que cogí el lápiz muy chico, iba con el lápiz a todas las paredes y pintaba… Todavía las garabateo. (Ríe).

V: ¿Estudiaste ilustración en el colegio, el instituto, la universidad…?
D: Estudié, sí. En la escuela de Arte de aquí, en Artes Plásticas. Primero estuve en el instituto un montón de años y luego en una escuela de Arte y ya está. (Ríe). Los estudios allí eran de Diseño Gráfico. Bueno, tengo una titulación extraña, es un título de dibujante publicitario.

V: ¿Es tu profesión o solo una afición?
D: Es una enfermedad, ya no lo sé. (Ríe). Hice del dibujo mi profesión, es mi profesión un rato, pero también es una afición, un poco de todo. Lo que ocurre con la ilustración es que, realmente, tiene poco mercado o poca práctica. He publicado en Mitad Doble, como ya sabéis.

V: ¿Has publicado en otro sitio también?
D: He publicado en El Batracio Amarillo y ya está. Es que el dibujo consume mucha energía y por eso lo enfoco solamente en algunas revistas.

V: ¿Cuántas horas tardas normalmente en hacer un dibujo?
D: Depende del tipo de dibujo del que hablemos. Desde cuatro o cinco horas a varios días.

V: Tu estilo tiene variedad, desde cómics a dibujos realistas. ¿Tienes un estilo preferido?
D: Yo peleaba con eso. Parece que no tengo preferencias, pero me cuesta definirme con eso, con un estilo concreto, tanto por los editores como por mí mismo. Por dar una definición, soy un artista naturalista, realista, figurativo y tradicional, un poco de todo. (Ríe). Pero creo que mi estilo está todavía desarrollándose; por ejemplo, ahora estoy tomando clases de pintura.

V: ¿Cúal es tu proceso artístico? ¿Cómo eliges los elementos que vas a captar de una historia?
D: En general, está el proceso de tener una idea, hacer un pequeño borrador, después se dan cinco pasos (teóricamente) con lápiz y finalmente, se entinta. Cómo elijo… Hay un momento en que necesitas decidir qué vas a hacer, un dibujo con más líneas, más realista o un dibujo sin encuadrarlo o lo que sea. Cada uno es distinto, es una experiencia diferente cada vez que tengo un texto delante. Es difícil pero es bonito. Cuando se está en contacto con el autor se le puede preguntar qué elementos le parecen los más importantes, si le gusta o no le gusta una imagen. Pero, si solo se tiene el texto, no puedo decir qué da inspiración a un dibujo, es un proceso diferente. Hay veces en que leo un texto y pienso en varias ideas, pero después de leerlo con más profundidad esas ideas pueden cambiar.

V: ¿Y qué pasa si un dibujo no sale?
D: Dibujo otro. (Ríe). El proceso de dibujo mantiene y desarrolla la creatividad mientras estés productivo.

collage D. Garralón

Algunas de las primeras portadas, de Dani Garralón

V: ¿Cuándo descubriste Mitad Doble? ¿Cómo?
D: Pfffuuu, ¿Mitad Doble como Mitad Doble? Empezó como Juglar. Yo conocí a Augusto hace un montón de años, primero con la revista Malacara. Luego, cuando Augusto empezó a sacar la revista Juglar, yo estaba preparando las oposiciones de Correos, él me preguntó si quería hacer un proyecto juntos, y nada, me incorporó. Pero Mitad Doble es un poquito más complejo porque, en muchos aspectos, sigue la trayectoria de vida de Augusto y la mía.

V: Colaboras con Mitad Doble durante ocho ediciones. ¿Has notado una evolución en este tiempo?
D: Sí, ha evolucionado mucho. (Pausa).

V: ¿Para bien o para mal? (Ríe).
D: Mitad Doble ha evolucionado mucho, pero sigue manteniendo su lado embrionario, su gente, es muy simple. Y que ahora haga la edición Amor de Pablo es un honor y un orgullo. (Ríe). En serio, porque se ha puesto mucho en el proyecto de Mitad Doble a nivel personal, como Augusto, como Amor, como yo. Y ver que a la gente le gusta eso y que son capaces de implicar a otras personas con un concepto así, pues da mucha alegría. Es interesante porque es algo vivo.

V: ¿Cómo valoras tu experiencia con Mitad Doble? ¿Qué significa Mitad Doble para ti?
D: Mitad Doble para mí fue una experiencia muy positiva en todos los sentidos, y yo me considero una parte de Mitad Doble. (Ríe). La recomiendo. (Ríe). Enriquece mucho. El valor es incalculable. ¿Y qué significa para mí? Bueno, Mitad Doble es una publicación a donde puedes escaparte. Ahora, técnicamente, para mí es una muestra, un escaparate donde mostrar a los artistas mientras decidimos nuestro estilo o no. Es un soporte… para que todos sean dibujantes. (Ríe). Pero en serio, es un soporte para los artistas. Creo que tampoco pretende ser otra cosa, ni un momento cultural ni nada parecido. Creo que es eso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *