Clara Neón reseña su obra “El giro inesperado”

Portada el Giro inesperado

Querido/a amigo/a:

Bueno, pues aquí me tienes, por primera vez, con un libro escrito e ilustrado. ¡Gracias por interesarte en conocer más sobre mí, y/o sobre EL GIRO INESPERADO! No sabes la ilusión que me hace verlo con vida y que puedas llegar a él: cuando lo tengas en tus manos —si no lo has adquirido ya—, cuando descubras una pequeña fábrica de IDEAS y de conexiones personales en mis relatos alocados, románticos o reflexivos, cuando sientas el fantástico papel con el que se ha editado y te llegue el colorido de las ilustraciones ligeras… Bueno, ya verás qué sensación te transmite. Te encantará. ¿Y sabes por qué? Porque transmite el amor que le he puesto, siendo quien soy, DESNUDÁNDOME al hacer lo que me gusta, en pasitos pequeños, sin importarme qué. Claro que en los próximos años aprenderé mucho sobre la escritura de relatos, pero estoy MUY CONTENTA de presentarte EL GIRO INESPERADO, escrito e ilustrado por mí. Salta a la vista ipso facto la ilusión que conlleva, que le hemos dedicado, no solo yo, sino las personas que me apoyaron, entre las que está el equipo de Mitad Doble, que me ha ayudado a materializar y dar brillo a mi sueño, un SUEÑO HECHO REALIDAD.

¿Por qué quería escribir este libro? Bueno, porque, para bien o para mal, NECESITABA CONTAR ALGO, EXPRESAR aquello que hacía mis venas hervir. Tenía necesidad de TRANSMITIR.

Para poder transmitir, primero necesité saber EXACTAMENTE qué era aquello que me movía… Por eso los escritores son personas solitarias: porque necesitan acudir enormemente a la INTROSPECCIÓN y examinarse con honestidad; mirarse y estudiar ese reflejo en el espejo interior. El escritor DEBE enfrentarse a la página en blanco y debe hacer frente a sus monstruos, a sus átomos y a sus ramificaciones hacia la luz.

Ser un buen escritor no es distinto de ser un buen profesional de cualquier otra rama: es el ejercicio, la disciplina, lo que convierte al amateur en maestro. La técnica debe, con constancia y SIN EXCUSAS, trabajarse, pulirse. Releyendo este libro admito que veo hoy algunas frases que habría dicho de otro modo, pero necesitaba ser fiel a quien yo era cuando lo escribí y estoy muy orgullosa de ser valiente. Prueba y me cuentas.

El perfeccionismo en esta modalidad (la escritura) es un arma de doble filo: JAMÁS debemos perder de vista que el objetivo del perfeccionamiento de la técnica es sonar cuanto más natural y más sencillo, mejor. Es cierto que la realidad es compleja y a veces lo más indicado es ser todo lo fieles que podamos a esa complejidad, sin tratar de atarla. En toda obra debe haber, por otra parte, un equilibrio sano entre el elemento subconsciente y el consciente.

Realmente ser buen escritor es algo complicadísimo, y es muy interesante que esto sea así. Un requisito, como digo, es SER VALIENTE. No se puede escribir bien sin posicionarse de un lado o de otro: a ningún lector inteligente le gusta leer algo estúpido, una obra de un farsante. Necesitas SER SINCERO, aun a riesgo de ser RECHAZADO.

¡Ah! Cuidado, porque no debemos confundir los términos: ser sinceros no implica ser autobiográficos. Para nada. De lo que hablo es de ser HONESTOS con el material que brindamos y con nuestra verdad de las cosas. No ambicionar descubrir algo por primera vez en la humanidad, ¡eso es ridículo!, ni ser demasiado humildes para creer que no enriquecemos con nuestro punto de vista, ¡sería patético!

ENRIQUECEMOS tanto como cualquier persona que pone amor y esfuerzo en algo y sabe que merece la pena verlo compartido. Se trata de ser UNO MISMO… Pero la lengua, de manera espontánea, no nos concede NUNCA tal privilegio. HAY QUE trabajar mucho. Si alguna vez te has puesto a redactar cualquier escrito, por cortito que fuera, habrás descubierto —al igual que yo— lo difícil que es decir lo que uno quiere decir.

A lo mejor no te lo crees, pero para que este sueño se hiciera realidad tuve que ponerme como excusa regalarle el libro a la persona más importante de mi vida, la que más me ha ayudado a lo largo de este camino: mi madre. Yo ANHELABA este libro, pero mi temido monstruo, ese PAVOR A NO SER SUFICIENTEMENTE BUENA, me bloqueó más de lo que hubiese querido. Incluso para hacer esta pequeña reseña, con esa voz del monstruo ahí, sobre mi hombro, he sudado horrores… ASÍ ES COMO ME HE ATREVIDO A EDITARLO: haciéndolo por alguien, porque por mí no era capaz, porque no me valoraba lo suficiente.

ESTO HA CAMBIADO: la autoedición ha sido justo el empuje que necesitaba y ahora creo en mí tras verlo conseguido COMO YO QUERÍA. Para lo completo que es, verás que es superasequible, con el precio tan económico que tiene. Me interesa sobre todo que puedas permitirte llevarnos contigo. Estoy deseando poder dar a luz muchas obras más.

Una vez que se da el primer paso, sé que es posible dar los siguientes. Estoy convencida de que te va a gustar, al menos un poquito; estoy convencida de que es una obra que NECESITAS tener en tu estantería y de que no te arrepentirás de conocernos, a EL GIRO INESPERADO, a Mitad Doble y a mí. En este libro va el amor de muchas personas, y aunque esto te suene a un lema hippie, es completamente cierto: esta obra respira como una planta, y da buenas vibras como un amuleto. Te lo recomiendo, porque el amor siempre hace que germine energía, luz, motivación, en ti o a tu alrededor.

¡Ya me contarás qué te pareció!

Con cariño, y todo mi agradecimiento:

Clara Neón

Comprar el libro