Entrevista a Marta Bordons, autora de Hipotermia

Marta BordonsPara mí, la literatura es la medicina que necesitan las almas dormidas”

La joven escritora Marta Bordons Martínez (Sevilla, 1997), ganadora del Primer Premio de Micronovela de Mitad Doble gracias a Hipotermia, nos concede una entrevista en la que nos cuenta cómo fue su experiencia como participante en el certamen y su particular visión de la literatura.

¿Cómo conociste el concurso? ¿Qué te impulsó a presentarte? Conocí el concurso a través de la plataforma escritores.org, gracias a la cual me entero de muchos certámenes literarios. No es el primer certamen al que me presento; fue mi profesora de lengua la que, ya en la ESO, me motivó a enviar mis relatos a concursos. Sin ella jamás me habría atrevido a enviar mi cuento al certamen de Mitad Doble, sabiendo que se presentarían incluso escritores profesionales, no noveles como yo.

Al jurado le sorprendió enormemente tu juventud. ¿Qué significó para ti ganar el Primer Premio de Micronovela de Mitad Doble? Darme cuenta de que se iba a cumplir un sueño que había estado esperando desde que escribí mi primer cuento de tres líneas. Darme cuenta de que iba a tener entre mis manos, en papel y tinta, una historia a la que yo había dado a luz. Darme cuenta de que otras personas iban a leerme, a criticarme, a emocionarse, quizás. Darme cuenta de que había pedido auxilio a gritos con esta micronovela, y que alguien me había escuchado. Por lo tanto, significó mucho, muchísimo.

Hipotermia es un relato de amor lleno de reflexiones sobre la vida y la razón. ¿Crees en la fuerza del amor? ¿Serías capaz de renunciar a todo como el protagonista de tu historia? Ciertamente no sabría responder a esta pregunta. ¿Qué es renunciar a todo? El protagonista de mi historia se desvanece en un delirio de obsesiones que puede haber sido provocado por ese amor, pero que sin duda acaba perdiendo todo ese tinte amoroso: esa obsesión lo consume de tal manera que ya no ama, ya no siente, ya no ve, siquiera, a su amada. Está perdido, drogado, consumido; no por las llamas del amor, que fueron las que le llevaron a la locura, sino por el mismísimo tiempo. Koth no era un romántico, era un filósofo.

¿Qué consejos darías a quienes se presenten al segundo certamen de micronovela de Mitad Doble? No penséis que os estáis presentando a un concurso. Yo no lo hice, escribí el relato antes de saber que lo presentaría, antes de saber que lo acabaría, antes de saber cómo acabaría. Simplemente escribid, sentid, reflejad esas emociones. El jurado de Mitad Doble sabrá cuándo habéis sido realmente sinceros.

Actualmente, estudias el doble grado de Interpretación, Traducción y Humanidades. ¿Siempre has sentido que tu vida ha estado ligada al mundo humanístico? La verdad es que sí: desde pequeña las letras y la literatura han girado a mi alrededor. En la ESO ya te ves en la encrucijada: ¿ciencias o letras? Si sacas buenas notas, los profesores no dudarán en aconsejarte entrar en ciencias, aunque tu pasión claramente sean las Humanidades. Yo me salté esa barrera, esa ridícula barrera de las salidas, y el trabajo, y el futuro… Como un gran profesor de este mismo año nos ha enseñado: las carreras no tienen salida, son las personas. Quise entrar en lo que realmente me apasionaba, en lo que sabía que podría destacar, en lo que estaba segura que me ayudaría para no desencaminarme de mi meta: ser escritora. Ahora me encuentro feliz, envuelta en debates con gente interesantísima, en la lectura de clásicos latinos y griegos, filosofía, historia, antropología…, y en los idiomas que tanto me apasionan, que nos permiten conectar, comunicarnos, (de)construirnos.

¿Qué significa para ti la literatura? Para mí, es una amiga cuando la necesito. Una amante, una madre, una profesora, una guía. Una droga. A veces puedo olvidarla, puedo estar semanas, quizás, sin escribir. Pero la literatura está en todos lados. No solo en los libros, no solo en lo que escribimos, sino en cada palabra y cada cosa nueva que aprendemos, de otros o de nosotros mismos. Para mí, la literatura es la medicina que necesitan las almas dormidas, algo que podría hacernos más felices, y más amables, a todos.

¿Sientes predilección por un género literario concreto? ¿O te gusta abordarlos todos? Los gustos van variando con la edad. Ahora mismo me gustaría abordarlos todos, desde la narrativa en todos sus géneros a la poesía. Con cada género se aprende algo, y con cada libro también.

¿Tienes alguna fuente de inspiración para escribir tus historias? Las personas. De pequeña, mi inspiración eran otros libros y cuentos de fantasía: unicornios, hadas, dragones… Ahora mismo, lo que me interesa son las personas. Las personas son complejas, intrincadas, llenas de recovecos. Cada persona no es una, sino mil historias. Mil historias que muchas veces se desperdician, acaban desapareciendo sin que nadie sepa que están ahí. Los protagonistas de Hipotermia tenían una historia, pero tú, y yo, y esa niña que pasa por ahí, tenemos otras muchas.

¿Cómo nace ese gusto por escribir? Es una pregunta que también me hago a mí misma. Es algo que desde pequeña hago, quizás empecé a hacerlo para entretenerme en esos veranos largos, o quizás porque tenía mucha imaginación que tenía que ser plasmada en algún sitio. Quizás sea gracias a mis padres, que me motivaron mucho a la lectura, y de devorar libros pasé a necesitar escribirlos. No lo sé, pero me encanta el camino que he empezado.

¿Qué momento del día eliges para hacerlo? La verdad es que no tengo un momento en concreto; escribo cuando siento el impulso de hacerlo, y eso normalmente ocurre en el peor momento posible: cuando no tengo papel o lápiz a mano, cuando estoy hablando con alguien, cuando estoy en clase… Y lo único que puedo hacer, entonces, es lanzarme a buscar una servilleta, interrumpir la conversación, ignorar al profesor… No se puede hacer esperar a la literatura.

¿Cuáles son las historias que más te apasiona leer? Aquellas que me conmueven, que mueven algo dentro de mí, que me enseñan. Si tras acabar un libro no eres una persona diferente a cuando lo empezaste, entonces no te ha servido para nada.

A través de tus blogs tienes la oportunidad de compartir tus creaciones con los demás. ¿Qué opinas sobre este nuevo medio de escritura? Me parece maravilloso, siempre que se haga buen uso de él y se tengan en cuenta algunos de los peligros. Por ejemplo, que todo lo que se sube a Internet deja de pertenecerte, y que cualquiera puede utilizarlo sin tu consentimiento. Sin embargo, si esto no importase, los blogs son unas plataformas maravillosas para combinar literatura y otros elementos visuales y auditivos como imágenes, vídeos, música… Todo para acercarte aún más al lector, poder leer sus comentarios, experiencias, opiniones…

Y más curiosidades sobre ti:

Un libro: No me pidas que elija un libro; todo menos un libro. Pero en este momento de mi vida, quizás el que más me haya marcado sea Animal Farm, de George Orwell. O La ladrona de libros, de Markus Zusak. O… ¿Ves? Me pones en un aprieto.

Una película: Amelie.

Una canción: Earth Warrior, de Omnia.

Un sueño que te gustaría cumplir: Recorrer el mundo, ayudar a las personas, enseñar a niños a leer y a escribir.

Alguien a quien admires: Mis padres, basta con decir eso.

¿Dónde te ves en un futuro? Ojalá en un mundo en el que la gente se odie menos y confíe más. Donde unos hijos puedan crecer felices, y sin preocupaciones, y donde se le dé más importancia al espíritu que al dinero.

Presentación oficial de Hipotermia – Primer premio Micronovela Mitad Doble 2014

Valencina de la Concepción - Biblioteca Municipal

El pasado viernes 10 de abril en un pueblo sevillano llamado Valencina de la Concepción, tuvo lugar la presentación de una micronovela muy especial. Se trata de Hipotermia, novela début de Marta Bordons Martínez, aunque este no haya sido su primer contacto con el mundo de contar historias pues es una pasión que tiene desde niña. El principio de esta carrera como escritora, que ya podemos adivinar será grande, empieza con la victoria en el primer concurso de micronovela Mitad Doble.

Presentación Hipotermia

La presentación tuvo lugar en la biblioteca del pueblo que rebosaba de familiares y amigos por igual. Cuando al fin todos los presentes dieron sus enhorabuenas y tomaron asiento, que faltaron tal era la afluencia de espectadores, comenzó el acto en si.

Presentación Hipotermia

Presenciamos el discurso de una profesora y amiga de la familia que relató los inicios de Marta con un cariño y una ternura, propios de muchos años de haberla visto crecer y llegar hasta donde está hoy. No tardaron en saltar las lágrimas que fueron rápidamente secadas por la madre de Marta, que como toda buena madre tenía su paquete de pañuelos a mano.

Presentación Hipotermia

Después, Jonatan Santos, miembro de Mitad Doble, con un tono igualmente cercano contó el por qué de la elección de Hipotermia, así como la sorpresa y deleite del jurado al conocer la edad de Marta, que tanta madurez mostraba a sus diecisiete años.

Presentación Hipotermia

Finalmente y como clausura, tuvimos la suerte de poder presenciar un corto pero precioso concierto de guitarra clásica, ofrecido por María Esther Guzmán, figura de talla mundial en su instrumento y también amiga de la familia. No dejó de emocionar a más de uno de los presentes con su arte y como afirmó la propia Marta con una gran sonrisa: “¡Y de gratis!”.

Presentación Hipotermia

Podemos decir con mucha convicción que a diferencia del tema de la novela, esta presentación estuvo llena de un calor que ninguno de los presentes olvidará.